Misión y Visión

MISIÓN

El Instituto Cultural Tampico, colegio de la Compañía de Jesús, tiene como misión formar integralmente desde la excelencia humana y académica, hombres y mujeres libres, competentes, conscientes, compasivos, creativos y comprometidos en la construcción y transformación de una sociedad más justa, en paz y reconciliada.

VISIÓN

Ser una institución educativa de vanguardia que promueva la justicia, la paz y la reconciliación a través de la formación integral de hombres y mujeres, con sentido de trascendencia y liderazgo ignaciano, capaces de desarrollar un proyecto de vida desde una conciencia social cristiana que dé respuesta a los desafíos del mundo.

VALORES INSTITUCIONALES

En el Instituto Cultural Tampico educamos en los valores evangélicos para responder a los retos del contexto actual. Estos nutren la espiritualidad, identifican nuestras costumbres y aspiraciones, modelan la calidad de las relaciones en la Comunidad y configuran las metas educativas.

Apegados a la tradición educativa de la Compañía de Jesús, el Magis es el horizonte que inspira nuestro modo de proceder, supone discernir para ser y dar lo mejor de nosotros en la construcción del Reino de Dios.

PROMOVEMOS:

Amor, en un mundo egoísta e indiferente.
Entendido como la donación y entrega manifiesta en una vida activa de servicio.

Justicia, frente a tantas formas de injusticia y exclusión.
Entendida como la búsqueda del bien común y comprometida con la dignidad humana.

Paz, en oposición a la violencia.
Entendida como la promoción del amor y confianza entre hombres y mujeres dispuestos a transformar la indiferencia en semillas nuevas de convivencia entre las personas.

Honestidad, frente a la corrupción.
Entendida como la búsqueda constante de la verdad; hombres y mujeres que asumen posiciones responsables en la sociedad, que actúan con ética e influyen de manera positiva en otros.

Solidaridad, en oposición al individualismo y a la competencia.
Entendida como presencia hecha acción; ir al encuentro del otro que repercute en el bien. Supone una opción preferencial por los más necesitados y excluidos.

Sobriedad, en oposición a una sociedad basada en el consumismo.
Entendida como el desapego a los bienes desde la indiferencia ignaciana, eligiendo con libertad interior el uso de ellos, tanto cuanto conduzcan a alcanzar la plenitud.

Contemplación y gratuidad, en oposición al pragmatismo y al utilitarismo.
Entendidas como la búsqueda de Dios en todas las cosas, reconocer su grandeza y responder con generosidad ilimitada a tanto bien recibido, sin esperar nada a cambio.

Perdón y reconciliación, ante una sociedad lastimada y fragmentada.
Entendidos como el deseo de unir esfuerzos para construir redes que restauren y hagan visible la esperanza en un mundo sombrío.